Anterior
Imagen anterior del producto

Influvac tetra vacuna antigripal

Siguiente

CARDIOSMILE X 6

Imagen siguiente del producto

Descripción

XprovitGlu es un alimento completo y balanceado, diseñado especialmente para
suplementar las necesidades nutricionales de personas con diabetes o en riesgo de padecer hiperglicemia. Este producto debe ser consumido como parte de la ingesta calórica total de una dieta, bajo supervisión médica.
Aviso importante: Este producto es libre de lactosa. No se debe usar en personas con galactosemia. No debe ser consumido por niños, salvo que un profesional de la salud así lo indique. No debe usarse por vía parental, solo puede ser administrado por sonda bajo supervisión médica.

Instrucciones de uso:

Para una porción de 237 ml, agregar aproximadamente 195 ml de agua fría en un
recipiente. Luego añadir gradualmente 2 medidas de la cuchara incluida al interior de la lata. (53,3 g de XprovitGlu). Mezclar y revolver el polvo hasta disolverlo.

XprovitGlu, proporciona aproximadamente 0.94 kcal por ml. Una lata de 450 g, rinde aproximadamente 8,5 porciones de 237 ml. El producto mezclado tiene una osmolaridad de 490-mOsm/l.

Almacenamiento
Almacenar sin abrir a temperatura ambiente. Una vez abierto, mantener cerrado con la tapa original en un lugar fresco y seco. Usar el contenido dentro de las tres semanas siguientes. Una vez preparada la porción, debe consumirse inmediatamente, de lo contario, cubrir, refrigerar y consumir dentro de las 24 hrs. siguientes.

Ingredientes

Componentes Mayoritarios:

Maltodextrina, harina de avena, harina de arroz integral, proteína aislada de soya, harina de linaza, caseinato de calcio, proteína de suero de leche, aceite de girasol, fructooligosacáridos, fructosa, estevia, maltitol, lecitina de soya, goma zantana, saborizante de vainilla, cloruro de sodio, fosfato tricálcico, cloruro de potasio, cloruro de colina

Vitaminas:

Vitamina A, vitamina D, vitamina E, vitamina K, vitamina B1 (tiamina), vitamina B2
(riboflavina) , vitamina B6 (piridoxina), vitamina B5 (pantotenato de calcio), vitamina B3 (ácido nicotina mida), vitamina C (ácido ascórbico).

Minerales y aminoácidos:

Sulfato de cobre, molibdato de sodio, picolinato de cromo, sulfato ferroso, fumarato ferroso, sulfato de manganeso, yoduro de potasio, selenito de sodio, sulfato de zinc, sulfato de magnesio, dióxido de silicio, taurina.

Composición del producto

Información nutricional

Beneficios y Diferenciadores

XprovitGlu contiene vitaminas del complejo B, que ayudan a que se desarrolle y mantenga funcionando adecuadamente el sistema nervioso central, favoreciendo la capacidad para relajarse,concentrarse y evitar el agotamiento mental. Contiene además fibras solubles, las cuales tienen una mayor capacidad de retener agua. Esta propiedad origina soluciones de gran viscosidad que
son fermentadas por el microbiota intestinal, contribuyendo positivamente a la masa bacteriana, a la disminución de la glucemia postprandial y a la atenuación de los niveles plasmáticos de colesterol.
La fibra en este producto posee carbohidratos de absorción lenta, permitiendo un efecto de saciedad más prolongado, mayor control de niveles de azúcar en la sangre, reducción de ácidos biliares y regeneración del microbiota, facilitando la motilidad intestinal y disminuyendo la toxicidad que se pueda acumular en el cuerpo.
Los tres principales componentes de XprovitGlu que contribuyen a una dieta rica en fibra son la avena, la linaza y el arroz integral. A continuación, se presentan algunos beneficios específicos de estos ingredientes, incluyendo una descripción de cómo sus mecanismos de acción pueden ayudar a mejorar patologías comunes.

Avena:

La avena se clasifica como un cereal de grano entero muy nutritivo y se destaca especialmente por su contenido en fibra. Incluye polisacáridos, oligosacáridos, lignina, proteínas, ácidos grasos insaturados, vitaminas del complejo B, minerales como fósforo, hierro, yodo y zinc, fibra soluble e insoluble y compuestos fitoquímicos con poder antioxidante y antinflamatorio como las
avenantramidas.

Teniendo en cuenta su contenido, la avena es adecuada para la prevención de enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes, altos niveles de colesterol, daño hepático y trastornos intestinales, entre otros.

 

 

Diabetes:

Por su contenido en betaglucanos, la avena ayuda a controlar la glucosa en la sangre en niveles fisiológicos adecuados reconocidos por la Asociación Americana de Diabetes. (ADA), disminuyendo paulatinamente la glucosa postprandial (azúcar en la sangre medida luego del consumo de
carbohidratos) y mejorando la resistencia a la insulina

Obesidad y síndrome metabólico:

El consumo de avena se asoció a una ligera disminución de peso corporal e Índice de Masa Corporal (IMC) en estudios de cohorte transversal y prospectivos hechos en 2011 Se encontró que el consumo habitual de cereales de grano entero como la avena se asocia a una menor ganancia de peso con los años. Por lo tanto, el aumento de la ingesta y el consumo regular de la avena pueden ser parte de una dieta que ayude a pacientes con sobrepeso y obesidad.

Enfermedades cardiovasculares:

Un adecuado consumo de avena también se relaciona con una reducción del colesterol sanguíneo, porque- las avena» ayudas a disminuir los niveles de lipoproteínas de baja- densidad (LDL), conocidas como “colesterol malo” y a aumentar ligeramente los niveles de lipoproteína de alta densidad (HDL), el popular “colesterol bueno”, aumentando la excreción de la bilis y facilitando al
hígado utilizar el colesterol disponible.

Por otro lado, la avena contiene hasta 20 tipos distintos de avenantramidas, las cuales ayudan a disminuir la enfermedad coronaria, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y anti proliferativas causantes de la vasodilatación.

Enfermedades del tracto gastrointestinal:

La enfermedad intestinal representa un amplio número de condiciones patológicas que afectan el intestino delgado, el colon y el recto. En este grupo se incluyen el síndrome de intestino irritable, y otras más complejas como el cáncer colorrectal y las enfermedades inflamatorias tales como colitis ulcerosa crónica inespecífica y la Enfermedad de Crohn.
El Síndrome de intestino irritable es uno de los más comunes y todavía no se entiende completamente, pero una de las teorías apunta a que estos pacientes tendrían alteraciones en el microbiota gastrointestinal. Diversos estudios han encontrado beneficios en este tipo de pacientes, al probar una terapia de prebióticos basada en fibra de avena. Esto sugiere una opción de tratamiento en este tipo de pacientes, experimentando menor distensión o dolor abdominal y
menor frecuencia de la flatulencia.
Se ha visto que la avena aumenta significativamente el peso de las deposiciones intestinales y disminuye el estreñimiento, lo que sugiere que el consumo de avena puede ser beneficioso y seguro en pacientes con enfermedades intestinales.

Linaza:

En las últimas décadas ha surgido gran interés el uso de la linaza al reconocimiento que algunos de sus componentes ofrecen potenciales beneficios para el mantenimiento de la salud y la prevención de algunas enfermedades crónicas no transmisibles. Entre estos compuestos con actividad biológica se destacan el ácido alfa-linolénico (ácido graso omega 3), los lignanos, las
proteínas y la fibra, vitaminas del complejo B, la vitamina E y minerales como hierro, fósforo, potasio y magnesio. Para el mejor aprovechamiento de dichos componentes, la semilla debe molerse, a manera de aumentar su bio-disponibilidad.

Teniendo en cuenta su contenido, la linaza es adecuada para la prevención de enfermedades y procesos inflamatorios, todo tipo de problemas de piel y cabello, diabetes, altos niveles de colesterol, daño hepático y trastornos intestinales, entre otros.

 

Diabetes
Los ácidos grasos pertenecientes a la serie omega 3 (alfa-linolénicos) tienen efectos beneficiosos en la absorción de ‘insulina por parte de los pacientes diabéticos. Por tanto, la linaza es aconsejable para el consumo por parte de personas diabéticas, gracias a su alto contenido en omega 3.

Enfermedades cardiovasculares
La linaza reduce los niveles de radicales libres de oxígeno. Estas partículas son las causantes de la acumulación de colesterol LDL, el conocido como “colesterol malo” en la sangre, previniendo enfermedades como la arteriosclerosis, contribuyendo a que las arterias permanezcan desbloqueadas y reduciendo la presión arterial, evitando así el riesgo de sufrir ataques cardíacos o de padecer anginas de pecho.

Cáncer y enfermedades autoinmunes
Su contenido es rico en fitoestrógenos, unos compuestos químicos presentes en los vegetales que actúan de forma similar a los estrógenos humanos. Estos compuestos se dividen en grupos de partículas, entre ellos los lignanos. Estas moléculas son antioxidantes, ayudan a la regeneración de células del organismo y además son anticancerígenas.

Enfermedades del tracto gastrointestinal:
El estreñimiento es un problema de salud muy común. Sin embargo, la incomodidad que supone en quienes la padecen es innegable y la linaza puede ayudar a ponerle fin a este problema por su alto contenido de fibra.

 

Arroz integral:

El arroz es rico en almidón, tiene un pequeño aporte de proteínas (7%) y contiene cantidades notables de tiamina (vitamina B1), riboflavina (vitamina B2) y niacina (vitamina B3), así como fosforo, calcio, magnesio, potasio y selenio. De grano medio o largo, es más oscuro que los refinados, debido a que conserva parte del salvado de la cáscara. Aporta así mayor cantidad de fibra para contribuir a regularizar los procesos digestivos. A continuación, se presentan algunas de las patologías donde puede ser de utilidad por sus mecanismos de acción.

 

 

 

Diabetes
El arroz integral es rico en ácido fítico, fibra y polifenoles. Contiene carbohidratos complejos que ayudan en la liberación más lenta de azúcares; por lo tanto, ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre debidamente controlados.
Enfermedades cardiovasculares
El arroz integral ayuda a prevenir el bloqueo de las arterias. También contiene selenio, elemento útil para reducir el riesgo de trastornos cardiacos como la hipertensión y las enfermedades vasculares.
Problemas digestivos
Gracias a su alto contenido de fibra, consumir arroz integral regula la función intestinal y evita la absorción de ácido, facilitando el proceso de digestión

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No products in the cart.

Seguir comprando