Cómo saber si se sufres un golpe de calor o una insolación y que hacer frente a ello

 

Prevenir los golpes de calor y la insolación

La causa de estos dos cuadros médicos se produce cuando la temperatura corporal se eleva por sobre los 39.4 °C, en donde el organismo es incapaz de regular su temperatura. La diferencia entre ambas está dada porque el golpe de calor se origina por diversos factores (por efecto de una condición ambiental, actividad física vigorosa, entre otras), mientras que la insolación se ocasiona por una exposición prolongada a los rayos del sol.

Para evitar estos problemas realiza las siguientes acciones:

  • Bebe líquidos para mantener una apropiada hidratación, evitando bebidas azucaradas, con cafeína y alcohólicas.
  • Usa ropa ligera
  • Evita realizar actividad física en el exterior en las horas centrales del día
  • Refréscate y dúchate las veces que sean necesarias
  • Evitar la exposición solar prolongada y sin protección, sobre todo entre las 12:00 y 17:00 hrs
  • Presta atención a los adultos mayores, niños, personas con patologías crónicas y trabajadores expuestos al sol, quienes son los más propensos de padecer este tipo de situación

 

 

Cómo saber si se sufres un golpe de calor o una insolación y que hacer frente a ello

. Inicialmente presta atención a los siguientes síntomas:

  • Temperatura corporal elevada y sensación de sofoco
  • Piel enrojecida y caliente
  • Náuseas y/o mareos
  • Dolor de cabeza
  • Sed intensa
  • Deshidratación
  • Escalofríos

Si estás pasando por esto lo primero que debes hacer es trasladarte a un ambiente oscuro y fresco, ojala con algún ventilador, además de seguir estos consejos para aliviarte:

  • Debes usar compresas con agua fría para bajar la temperatura corporal.
  • Toma mucha agua para que la piel no se deshidratarse.
  • Usa cremas hidratantes en las zonas afectadas o post solares (after sun) que contengan aloe vera, ya que son muy efectivos para combatir la insolación.
  • Envuelve hielo en una toalla y ponlo sobre la zona afectada para apaciguar el dolor. No se recomienda poner el hielo directamente en la piel porque te puedes quemar.

En caso de mayor gravedad es recomendable trasladarse a un centro de salud para lograr hidratación y recibir el tratamiento médico adecuado.

X
Add to cart